Tomates confitados

()

Tomates confitados

Clásica conserva que nos permite disfrutar en cualquier momento de este sabroso producto.

Un práctico fondo de nevera para usar en ensaladas y acompañamientos. Conservado en el frigorífico, dura varios meses.

Reservaremos las pieles, las semillas y el agua de vegetación para hacer una salsa de tomate para untar en pan.

La receta original es de Víctor Muñoz.

Ingredientes:

– Tomates maduros.

– Hierbas provenzales.

– Azúcar, sal y aceite.

Procedimiento:

Lavar bien los tomates. Hacerles dos cortes en cruz por la parte contraria al pedúnculo.

DSC05927

Hervirlos durante 2 minutos e introducir rápidamente en agua fría para cortar la cocción.

DSC05930 DSC05932

Pelar y cortar por la mitad sacándoles el pedúnculo.

DSC05936DSC05938

Con ayuda de una cucharilla, vaciar las semillas y el agua de vegetación.

DSC05942 DSC05948

Precalentar el horno a 100º. Disponer los tomates boca abajo sobre una placa de horno. Echar un chorro de aceite sobre ellos. Salpimentar y espolvorear con algo de azúcar para quitarles acidez.

DSC05954

Hornear a 100º durante 30 minutos. Sacar del horno. Darles la vuelta y volver a poner aceite, sal, pimienta y azúcar. Espolvorear con hierbas provenzales y hornear otros 30 minutos.

DSC05970

Dejar enfriar. Introducir en un bote de cristal, incluido el caldo de la bandeja (colándolo), y cubrir con aceite de oliva virgen extra. Conservar en el frigorífico.

DSC05973 DSC05976

Print Friendly, PDF & Email

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Sugerencias

Comentarios