Por tÍ. Por los tuyos. Por todos. ¡PONTE LA MASCARILLA!

Pollo al ajillo

()

Pollo al ajillo

Receta de las de toda la vida. Delicioso pollo con sabor a ajo.

Desde luego, al que no le guste el ajo, que no pruebe este plato. Aunque si pones pocos ajos –o ninguno-, sigue quedando un pollo guisado exquisito.

Lo ideal es usar un pollo entero cortado en trozos pequeños. Yo he utilizado muslitos. Utilizad las partes que más os gusten, a ser posible con hueso. Si queréis, podéis quitar la piel para que el guiso sea menos aceitoso y más sano.

Doy cantidades para dos personas, pero tomadlo más como una guía que como medidas precisas y concretas.

Ingredientes:

– 8 muslitos de pollo.

– 8 dientes de ajo.

– Vino blanco.

Caldo de pollo.

– Sal y pimienta.

Procedimiento:

Lavar el pollo. Secarlo bien y salpimentarlo. Reservar.

DSC02779

Pelar los ajos y freírlos lentamente en abundante aceite, sin que lleguen a quemarse, pues amargan. A los 5 minutos, sacar y reservar.

DSC02782

En el mismo aceite, freír el pollo hasta que esté bien dorado por todas partes. Agregar un buen chorro de vino blanco y dejar que evapore. Incorporar los ajos y caldo hasta casi cubrir y guisar unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

DSC02788DSC02803

Emplatar y listo.

Print Friendly, PDF & Email

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Sugerencias

Comentarios