Salsa de tomate

Clásico tomate frito casero. Rico y natural. Hacer tomate frito casero es bien sencillo. Solo necesitamos algo de tiempo. Probad…

Leer más →

Bacalao a bras

Plato típico de la cocina portuguesa, a base de bacalao, patatas y huevo, también conocido como bacalao dorado. Este plato…

Leer más →

Carquiñolis

Aprende a hacer este rico dulce de almendras. Los carquiñolis son típicos de Cataluña, que también se hacen en Aragón…

Leer más →

Sepia con patatas

Guiso tradicional de nuestra cocina casera. Seguro que en muchas de vuestras casas habéis comido este plato de sepia estofada…

Leer más →

Crema de calabacín

crema de calabacin

Deliciosa crema que conforma un sanísimo primer plato.

Esta receta es un clásico en mi cocina. Prácticamente cada semana se come en casa. Claro que no siempre igual. A veces no hay zanahoria; o con más o menos patata; o sin cebolla… dependiendo de lo que queda en el frigorífico. Aunque la base sigue siendo la misma, admite todas las variaciones que se os ocurran.

Mejor usar caldo de pollo natural, pero como en esta ocasión no tenía, he recurrido a las  tan socorridas pastillas de caldo, que de tantos apuros nos sacan.

Calçots Orly

calçots rebozados

Deliciosa receta. Crujientes por fuera y tiernos y sabrosos calçots por dentro.

Para este plato he seleccionado los calçots más finos que tenía. Si los vuestros son más gruesos, tenéis que hervirlos durante 2 o 3 minutos (una vez limpios) para que se ablanden, y dejarlos escurrir muy bien.

Pescado al vapor

pescado al vapor

Sanísima forma de cocinar, con cero de grasa, y un resultado realmente exquisito.

Apta para cualquier tipo de pescado, esta receta es muy práctica y sencilla. En particular, he usado panga descongelada. ya que suelo tenerla en el congelador.

Huevos fritos con bacon

huevos fritos con bacon

¿A quién no le gusta saltarse las reglas de vez en cuando y darse un festín?

Pues de vez en cuando –muy de vez en cuando- hay que darse un gustazo. Y este es uno, los huevos con bacon. Y con unas buenas patatas fritas, aunque esta vez empleé congeladas porque no tenía naturales. ¡Y encima se me rompió uno de los huevos al emplatar!