Bollos preñaos

Un clásico: panecillos rellenos de chistorra (y de salchichas). Por si alguien no los conoce, los bollos preñaos son panecillos…

Leer más →

Lacón a la gallega

Delicioso plato para compartir en la mesa. Sencillísima receta que se puede completar añadiendo unas patatas hervidas, convirtiéndola en un…

Leer más →

Croque monsieur

El clásico sándwich parisino, hecho en casa. La croque monsieur es, básicamente, un sándwich de jamón y queso gratinado con…

Leer más →

Pan cateto

Pan cateto

Pan denso, crujiente, sabroso y fácil de hacer.

Hace pocos días publiqué la receta del pan candeal, típico de la zona castellano leonesa. Hoy os traigo su equivalente de las regiones más del sur de la península: el pan cateto.

Empanadas de sardinas y de atún

Empanadas de sardinas y de atún

Deliciosas empanadas. Una de sardinas en lata y otra de atún. Facilísimas de hacer y muy sabrosas.

Tenía ganas de hacer una empanada de sardinas, así que propuse hacer una. Por desgracia fui el único al que le gustaba la idea. Así que decidí hacer dos pequeñas empanadas individuales, una de sardinas y otra más clásica de atún.  Es prácticamente el mismo trabajo.

Langostinos crujientes

Langostinos crujientes

Crujientes, sabrosos, sencillos, económicos. ¿Qué más se puede pedir?

Hace pocos días, en mi supermercado habitual, justo al lado del pan rallado de toda la vida, encontré varias cajas de panko, una especie de pan rallado japonés. Por supuesto que le eché mano y aquí tenéis una de sus aplicaciones.

Fish & Chips

fish & chips

Un clásico británico. Pescado crujiente con patatas. Delicioso.

Como es habitual en mi casa, he utilizado panga, ya que siempre tengo en congelador algunos filetes. Pero podéis hacer este plato con bacalao, perca, filetes de merluza… cualquier pescado sin espinas.

Masa para crepes

masa para crepes

¡Atrévete a hacer tus propios crepes! Verás que es muy sencillo.

Tanto si quieres hacer crepes dulces o salados, aquí te explico como hacer la masa. La única diferencia entre unos y otros es intercambiar la sal por azúcar, aunque en este caso la cantidad debe ser mayor.